INICIA EL INSTITUTO HISPANO AMERICANO DE INVESTIGACIÓN SOCIAL EN MÉXICO

Un 30 de junio de 1520 a la media noche, se produjo la llamada Noche triste, en la que Hernán Cortes, conquistador español de lo que hoy son tierras mexicanas, huyo en medio de los combates entre los españoles, sus aliados indígenas y los mexicas.

“Bernal Díaz del Castillo afirma que murieron seiscientos cristianos, más de la mitad de la hueste de Cortés. Durante los homenajes por el ascenso del nuevo emperador fueron sacrificados los españoles y tlaxcaltecas capturados. Los indígenas aliados de Cortés fueron masacrados, el término es exacto, de más de mil tlaxcaltecas aliados sobrevivieron apenas un centenar”.

En una batalla nocturna sobre una calzada estrecha trazada sobre el agua y atacados por miles de enemigos, a la vez por ambos flancos y por la retaguardia, la salvación sólo pudo proporcionarla el valor o la suerte. 

Curiosamente un 30 de junio, pero de 2021, al medio día, fue fundado el Instituto Hispano Americano de Investigación Social en México, con la firma del abogado Samuel Angel y la licenciada Ana Cueva Tabardillo, en la ciudad de Los Cabos. Teniendo como objeto la defensa de occidente, con la luz del evangelio, la filosofía griega y el derecho romano como estandartes, en una región como California, influenciada por las misiones que ocurrieron en siglos pasados, vuelve este mismo espíritu a ondear sus banderas en estas tierras, desde la academia.

Llegaremos desde aquí, a todos los estados mexicanos. Y, junto con grandes amigos que trabajan a lo largo y ancho de la república, daremos hasta nuestro último esfuerzo por mantener viva la llama de la verdad y la libertad.